Nosotros - Pequeños Puentes

Quiénes Somos

Pequeños Puentes surgió en el año 2012 cuando Pilar Medina, profesora de Literatura de la escuela secundaria, tuvo la idea de desarrollar, junto a un grupo de alumnos, actividades que devinieran en una forma de solidaridad distinta: darle a los niños que menos tienen momentos de infancia; de magia y de amor, micromomentos de autoestima sacarlos de la masa y lo grupal.


)

Nuestro Equipo

Pilar Medina

Fundadora y Directora

Tiene 39 años, es mamá de Clementina y profesora de Literatura, Castellano y Latín. También es comerciante, inquieta, desordenadamente ordenada y emprendedora compulsiva. Memoriosa. Sufre de creatividad crónica y le gusta mucho escribir y comunicar. Hubiera querido ser estrella de rock pero, no pudo ser. No le tiene miedo a la mayoría de las cosas que la gente le tiene miedo (por ejemplo, al ridículo) pero sí a otras tantas cosas que el equipo se ocupa de equilibrar. Su hija dice que es muy buena y que le hace pasar vergüenza. Le vamos a creer.

Belén Riambau

Directora de Operaciones

¿Vieron cuando se dice que el mejor perfume viene en envase chico? Bueno, eso. Tiene 22 años, mide 1.5 y pesa 45 kilos mojada. Fue alumna de Pilar en el año 2012 y la acompañó como una voluntaria más en ese entonces. Pero nunca dejó de asistir. Toda la sensibilidad le corre por dentro y la deja salir solo en la medida en que no estorbe con el trabajo. Obsesiva del orden y del control y con una capacidad de trabajo atípica y constante, ella es la base sobre la que descansa todo Pequeños Puentes. Está en todos los detalles, serena en los momentos más desesperantes y siempre dispuesta a hacer cosas por este equipo que jamás haría naturalmente (por ejemplo, el ridículo, dar entrevistas en la radio y la tele o inflar globos con helio siendo que le causan terror).

Maira Yesse

Directora de RR.HH

También Maira está desde el principio de Pequeños Puentes formando parte de este sueño. Aguerrida como pocas al cumplimiento de cualquier objetivo que se proponga, tanto en su vida privada como dentro del equipo. Sabe de dulzura, de buen humor y de entrega. Tiene una vida muy llena de todo, y a cualquier otra persona eso le serviría excusa para dejar este trabajo que hacemos todos en el tiempo libre que nos queda, si nos queda. Pero no a ella: con orden riguroso y un propósito claro, siempre hace lugar para Pequeños Puentes y está en lo que se requiera.

Fátima Méndez Chiesa

Coordinadora de Seguimiento

Taurina poderosa de 25 años. Mamá de Dante y maestra jardinera. Empezó a trabajar en Pequeños Puentes antes de tener a su hijo; y siguió trabajando durante el embarazo e incluso después de que su bebé haya nacido. Todos nosotros lo vimos al pequeño Dante en su proceso de antes de llegar al mundo y después de haberlo hecho. Esto habla mucho de ella: ni siquiera eso tan tremendamente movilizante que es empezar a ser mamá movió un ápice su participación y compromiso en el equipo. Reuniones con panza, reuniones con bebé en brazos, reuniones con bebé amamantando, reuniones con hijo jugando, reuniones con hijo durmiendo… nunca faltó. Tampoco nunca se quejó o si lo hizo siempre fue en el contexto de ese humor agotador y borracho que brinda la locura de lo que hacemos y del que ella es la abanderada. Sabe poner su casa, su tiempo, su disposición y su cuerpo incluso cuando el agotamiento la sobrepasa. Vino solita a formar parte de este equipo, pero vino para quedarse y ser pilar fundamental.

Carlos Czerny

Director de Sistemas

Charly supo de Pequeños Puentes porque se cruzó a Pilar en un curso de emprendedores y porque tiene una juguetería; rubro fundamental para quien juega a ser papá Noel. Si bien al principio su colaboración era vinculada a este asunto, no tardó ni dos días en convertirse en un miembro altamente comprometido con el equipo. Sus conocimientos en informática y sistemas animó al equipo completo a lanzarse a la aventura enorme de crecer. Gracias a él tenemos una plataforma web de ensueño que nos permite llegar mucho más lejos. A Pilar se le ocurren las locuras más estrambóticas y el dice: si, lo podemos hacer, y si no, inventamos la manera. Viajero constante, un buscador de sí mismo, y un conquistador de su libertad. Eso hace que a veces no podemos contar con su presencia física pero, sus intervenciones son sustanciales para la vida y pulso de pequeños Puentes. Siempre dice lo que todos sentimos: Nos amo.

Dante Ocampo

Coordinador de Seguimiento

Siempre podemos contar con él para los momentos más importantes, como lo es el arqueo de cientos y cientos de regalos. Hay que animarse a eso y él se anima.No solamente es prolijo y pulcro para este trabajo sino que además es infatigable y nadie lo organiza mejor que el. No baja el ritmo ni la alegría. Ni siquiera cuando después de 8 horas de trabajo sostenido el reloj ya pasó la medianoche. Es muy bueno y muy generoso. A pesar de las muchas dificultades y desafíos que le ponen la vida él se las rebusca para conectar con el amor que lo motiva a ser y dar lo mejor de él.